Los 5 pasos necesarios antes de abrir una guardería

Es emocionante que estés planeando abrir una guardería. Es una oportunidad como ninguna otra, y tiene la posibilidad de ser una experiencia satisfactoria. También supone adentrarse en un sector muy regulado. Antes de llegar a las partes divertidas, vas a tener que enfrentarte a muchos trámites burocráticos. Eso no tiene por qué ser desalentador, pero siempre ayuda entrar en este tipo de cosas con la mentalidad adecuada. Antes de pensar en cuidar a los niños, tendrás que hacer cinco cosas para que tu guardería sea legal y esté preparada para funcionar.

Obtenga la licencia

En Connecticut, las licencias de las guarderías se gestionan a través de la Oficina de Primera Infancia de Connecticut. Las licencias se clasifican según el tipo de cuidado infantil que se ofrece. Un campamento de verano tiene una licencia diferente a la de un preescolar, por ejemplo. Puedes encontrar y rellenar todos los formularios en la página web del estado. Las tasas de solicitud y de licencia están sujetas a cambios, y también se pueden encontrar en el sitio web. Sin una licencia, no se pueden completar los demás pasos. Este es el punto de partida claro.

Conseguir financiación

No se puede optar a subvenciones sin una licencia, y otras fuentes de dinero van a resultar escasas. Pero, una vez que tenga la licencia para operar, necesitará dinero para poner en marcha la guardería. Las instalaciones y el personal no son gratuitos, y necesitarás lo suficiente para hacer frente a tu lista inicial de niños.

Conseguir un seguro

Cuando el negocio empiece a ser una realidad, tendrás que ocuparte de las cuestiones legales. Una de ellas es el seguro. Todo negocio necesita una cobertura de responsabilidad civil y de indemnización por accidente laboral. No son elementos que puedan omitirse.

Una guardería requerirá una póliza adicional y especializada. Afortunadamente, hay aseguradoras como nosotros que ofrecen una cobertura optimizada para guarderías. Puedes buscar paquetes, pero en cualquier caso, necesitas estas tres pólizas antes de dejar que los niños crucen el umbral.

Conseguir la legalidad

Todavía no has terminado con las regulaciones y la burocracia. Ahora que tienes licencia, financiación y seguro, tienes que completar más documentación legal. En concreto, necesitas contratos. Necesitas contratos para tu clientela, y tienen que ser específicos. Tiene que establecer las responsabilidades, la resolución de conflictos, los precios habituales y mucho más. Lo mejor es trabajar con un abogado en esta parte.

También necesitas contratos para los empleados. El contrato debe especificar claramente sus obligaciones y salarios. Constituye la base de la relación empleado-empleador y, sin un contrato sólido, te estás buscando problemas.

Prepárate

Los cuatro puntos anteriores de la lista de comprobación son necesarios para que sea legal y funcional. Una vez que los hayas superado, puedes empezar a preparar la guardería. Este paso representa la mayor parte del trabajo. Aquí es donde se equipa el local, se contrata al personal y se empieza a buscar clientela. Este es el paso en el que empiezas a dirigir seriamente un negocio. Buena suerte.

El proceso total implica muchos pasos y papeleo. Al menos uno de esos pasos puede ser fácil. Puedes conseguir un seguro de guardería simplemente rellenando un formulario. Esto automatizará el proceso y adaptará una póliza a su negocio específico.

Would You Like Us To Review Your Policies?

Request Your Proposal Here

Are you ready to save time, aggravation, and money? The team at New England Insurance Services is here and ready to make the process as painless as possible. We look forward to meeting you!

Skip to content